prevenir-alergia-trabajo

Prevención del riesgo de alergias

Como en todos los ámbitos de la vida, la prevención siempre debe ser la primera opción. En el caso de las alergias respiratorias, tomar medidas a tiempo nos puede ayudar a evitar incapacidades mayores. Pero hay que tener en cuenta que en materia de prevención tienen parte de responsabilidad tanto el trabajador como la empresa.

Según la legislación española, en vigor desde el 1 de enero de 2007, se reconoce cualquier afección de tipo alérgico como posible causa de enfermedad profesional. Pero para poder poner remedio, hay que conocer con precisión la naturaleza de la alergia y las condiciones del entorno laboral, con el objetivo de encontrar una relación de causa-efecto.

Ante la sospecha de una alergia, lo primero que hay que hacer es confirmar el diagnóstico, de modo que habrá que consultar al servicio médico de la empresa, sea interno o externo, y si este lo considera necesario, hará la petición para el especialista. Con el diagnóstico positivo, la mejor prevención es evitar el contacto de lleno con el alérgeno, pero no siempre es posible, así que veamos medidas para minimizar este contacto:

  • De organización: a poder ser, al trabajador afectado por una alergia laboral se le reubicará para que realice alguna otra función que le mantenga lejos de la causa o en un entorno distinto, a ser posible; otra opción sería hacer rotación de tareas para minimizar el tiempo de contacto.
  • Higiene y materiales: debería replantearse el uso de las materias que causan alergia con más frecuencia, en caso de que existan sustitutivos inocuos, optar por ellos. También existe la posibilidad de pensar en formas de presentar, manipular o almacenar ciertas sustancias de modo que queden aisladas (por ejemplo: uso de extractores, envasado o encapsulamiento, cabinas aislantes,…).
  • Protección personal: cuando el contacto con sustancias alergénicas que afecten las vías respiratorias sea inevitable, habrá que tomar medidas para reducir la exposición, como el uso de guantes, mascarilla y uniforme que se lavará en el mismo lugar de trabajo.
  • Fichas de producto: habrá que tener en cuenta las frases R o S que se pueden leer en las hojas de datos de seguridad de los productos que se manipulan en el trabajo. En cuanto a las alergias respiratorias, R42 nos indica que existe posibilidad de sensibilización por inhalación.