Alergia respiratoria

Se produce cuando una persona con hipersensibilidad a los alérgenos los inhala o entra en contacto con ellos, lo que puede provocar asma y rinitis, etc.

rinitis alérgica

  • La rinitis suele ser causada por un virus, pero cuando se da una y otra vez, hace pensar en una causa alérgica:
    • La rinitis alérgica: perenne da molestias durante todo el año, aunque puede ser más acusada en primavera y otoño.
    • Estacional: aparece en épocas de polinización y los síntomas pueden aparecer de golpe.
    • Cuando lo síntomas de rinitis se producen a menudo y no se puede achacar a ninguna causa en concreto, se habla de rinitis no alérgica o rinitis intrínseca. No obstante, factores externos como el humo, el polvo, los sprays, el aire acondicionado, un ambiente cargado, etc., pueden incrementar las molestias producidas por la obstrucción nasal, el síntoma más habitual.
    • Luego hay otros elementos, como exponerse a corrientes de aire o a cambios bruscos de temperatura, así como tomar bebidas o comidas que estén muy frías o muy calientes, o las que están muy especiadas, que pueden provocar una rinitis llamada vasomotora al instante, pero como en el caso anterior, tampoco será alérgica.
  • Se inflama la mucosa nasal provocando el típico goteo de mucosidad acuosa y el picor de nariz (que a veces se llega a extender hasta la garganta, el paladar y los oídos), síntomas que la diferencian del resfriado; los estornudos en serie y la sensación de nariz y oídos tapados también son frecuentes, con una disminución de la audición como consecuencia, incluso puede desembocar en una infección del oído.
  • En muchos casos se acompaña de conjuntivitis, esta combinación se conoce como rinoconjuntivitis alérgica.

asma

  • El asma cursa con inflamación y obstrucción de los bronquios.
  • A consecuencia, la persona que lo sufre siente ahogo, opresión en el pecho, silbidos al respirar y posible tos.
  • Hay períodos en los que los síntomas son más fuertes y otros en los que la situación está más calmada.
  • Además de los alérgenos que lo causan, cualquier otra afección de las vías respiratorias, hacer ejercicio físico intenso, factores emocionales y psicológicos, ciertos medicamentos, la contaminación ambiental o el clima pueden influir en el inicio de una crisis o agravarla.