Mujer con alergia al polen

Tipos de alergia y sus síntomas

Nuestro organismo está preparado para hacer frente a los elementos externos que puedan ser dañinos o causar una infección (por ejemplo los virus o las bacterias causantes de enfermedades); una forma de defenderse es a través de los anticuerpos.

Éstos se unen a los virus o bacterias nocivas y les destruyen. En el caso de las personas sensibles a un alérgeno, el tipo de anticuerpo que le ataca (al alérgeno) se conoce como inmunoglobulina E (IgE). La persona alérgica genera inmunoglobulinas E en exceso y ese “combate” contra los alérgenos desencadena la reacción alérgica. Pero no surge en el primer contacto, primero hay una fase de sensibilización: el organismo se pone en contacto en diversas ocasiones con el agente causante de la alergia, período en el que genera un ejército de anticuerpos contra el alérgeno. Una siguiente exposición al alérgeno da el pistoletazo de salida a los anticuerpos y otras sustancias que provocan la inflamación.

Según el órgano afectado, la reacción alérgica dará unos síntomas u otros.

Alergia respiratoria

Se produce cuando una persona con hipersensibilidad a los alérgenos los inhala o entra en contacto con ellos, lo que puede provocar asma y rinitis, etc.

Leer más

Alergia ocular

La alergia ocular surge cuando la conjuntiva, la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo, entra en contacto con un alérgeno, produciendo diversos tipos de conjuntivitis. Los ojos y en concreto la conjuntiva, la membrana que recubre el globo ocular y el interior de los párpados, son muy sensibles y enseguida pueden verse afectados por alérgenos que haya en el ambiente o por contacto. Según el tipo de afectación, hablamos de diferentes tipos de conjuntivitis alérgica:

Leer más