¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… la exposición pasiva al humo del trabajo puede empeorar los síntomas de asma en los niños?

La exposición indirecta al humo del tabaco es desaconsejable para los niños, especialmente para los que tienen asma. Fumar delante de niños con asma puede aumentar la probabilidad de que sufran una crisis y de que estas sean más graves. Además, se sabe que esto puede ocurrir incluso aunque no se fume en una habitación con el niño delante, ya que algunos tóxicos persisten en los tejidos y en el ambiente, y perjudican igualmente a los niños asmáticos.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… nos hacemos alérgicos a sustancias presentes en nuestro entorno?

    En general para hacernos alérgicos a una sustancia, nuestro cuerpo necesita haber tenido un contacto previo con ella. Es por este motivo que el tipo de alergias ambientales varían de unas zonas a otras, en las zonas costeras predominan las alergias a los ácaros, mientras que en las zonas de interior son más frecuentes las alergias a pólenes. En el sur de España es más frecuente la alergia al polen de olivo, mientras que en el norte de Europa está alergia es menos común.

  • ¿Sabías que… al polen le gusta viajar en barco?

    Hace muchos años, un velero navegaba por el océano profundo. En esta zona es difícil, por no decir imposible, que llegue el polen, pero resulta que uno de los navegantes empezó a presentar los síntomas de la fiebre del heno. ¿Qué pasó? Que el polen había quedado recogido en las velas y al desplegarlas, este navegante, alérgico al polen, inició un proceso alérgico. Esta anécdota ha quedado registrada en muchos tratados sobre la alergia.

  • ¿Sabías que… la alimentación podría estar relacionada con las alergias respiratorias?

    Parece ser que el exceso de peso durante la adolescencia podría estar ligado al desarrollo de alergia respiratoria, en concreto al asma. Por esta razón, se recomienda una ingesta variada y moderada. Inculcar la dieta mediterránea desde edades tempranas y la práctica de ejercicio físico son grandes aliados para combatir la obesidad y por lo tanto, minimizar los riesgos de desarrollar alergias.

¿Más curiosidades?