foto-tratamiento

Tratamiento de picaduras de insectos himenópteros

En el caso de que nos pique una abeja o avispa, debemos:

  • Si es una picadura de abeja, conviene retirar el aguijón para interrumpir la inyección de veneno, pero hay que hacerlo raspándolo suavemente con la uña; no use pinzas ni lo presione porque ayudaría a la inoculación del veneno.
  • Si no tenemos alergia al veneno de avispas y abejas, con limpiar (con agua y jabón) la herida es suficiente. También podemos tomar un analgésico para el dolor y aplicar antihistamínicos o antiinflamatorios si es necesario. El frío sobre la picadura también puede reducir la inflamación.
  • En caso de alergia diagnosticada, hay que administrar la medicación que nos haya prescrito nuestro médico especialista en alergia, y acudir a un centro médico lo antes posible.
  • Es posible que el alergólogo nos prescriba un tratamiento con vacunas (o inmunoterapia). La inmunoterapia con veneno de himenópteros es muy eficaz y es el único tratamiento capaz de reducir los síntomas en caso de nuevas picaduras.