¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… la exposición pasiva al humo del trabajo puede empeorar los síntomas de asma en los niños?

La exposición indirecta al humo del tabaco es desaconsejable para los niños, especialmente para los que tienen asma. Fumar delante de niños con asma puede aumentar la probabilidad de que sufran una crisis y de que estas sean más graves. Además, se sabe que esto puede ocurrir incluso aunque no se fume en una habitación con el niño delante, ya que algunos tóxicos persisten en los tejidos y en el ambiente, y perjudican igualmente a los niños asmáticos.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… en la segunda mitad del siglo XIX se utilizó una cometa para medir el polen en el ambiente?

    Otro investigador inglés, Charles Harrison Blackley, también aquejado de alergia polínica, tuvo la genial idea de hacer volar una cometa, pero no a modo de entretenimiento, sino para captar el polen del ambiente y poder medir la relación entre el incremento de la concentración de este en el aire y la agudización de sus síntomas.

  • ¿Sabías que… la obesidad empeora el pronóstico del asma?

    El sobrepeso y la obesidad pueden influir en que un paciente asmático tenga peor evolución. Existen varios factores que favorecen esto, por un lado la obesidad favorece la inflamación de los bronquios, y parece que hace que los fármacos controladores del asma sean menos efectivos. Además al tener un tórax más voluminoso es más difícil movilizarlo con la respiración, aumentando los síntomas de dificultad para respirar. Por eso es especialmente importante que los pacientes asmáticos lleven una vida saludable y practiquen deporte de forma regular.

  • ¿Sabías que… la alergia puede afectar al rendimiento escolar?

    Algunos problemas causados por la alergia respiratoria suelen ser la causa más habitual de absentismo escolar, lo que hace que el niño se pierda clases. También puede afectar en el aspecto físico, lo que afectaría a la capacidad de seguir una clase de gimnasia en las mismas condiciones que el resto de compañeros. En el caso de usar antihistamínicos en el tratamiento, puede provocar somnolencia y repercutir en el seguimiento de las explicaciones. Los problemas de alergia deben ser abordados en el aula, para que los compañeros del niño con alergia estén sensibilizados y sepan cómo reaccionar en una posible reacción alérgica grave o bien que los síntomas aparatosos no sean causa de burla.

¿Más curiosidades?