¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… la exposición pasiva al humo del trabajo puede empeorar los síntomas de asma en los niños?

La exposición indirecta al humo del tabaco es desaconsejable para los niños, especialmente para los que tienen asma. Fumar delante de niños con asma puede aumentar la probabilidad de que sufran una crisis y de que estas sean más graves. Además, se sabe que esto puede ocurrir incluso aunque no se fume en una habitación con el niño delante, ya que algunos tóxicos persisten en los tejidos y en el ambiente, y perjudican igualmente a los niños asmáticos.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… la inmunoglobulina E es uno de los mediadores principales de la alergia?

    La inmunoglobulina E o IgE es uno de los mediadores principales de la mayoría de las alergias. Este anticuerpo, que de forma natural es responsable de la defensa a determinadas infecciones como la de los parásitos, es capaz de reconocer distintas sustancias externas no perjudiciales como nocivas.  Al detectarlas  pone en marcha una cascada inflamatoria que tiene como consecuencia los síntomas de la alergia.

    Por eso una de las formas de diagnosticar la alergia se basa en medir los niveles de IgE específica frente a distintas sustancias.

  • ¿Sabías que… la pasta amarillenta que a veces vemos en el suelo después de llover es polen?

    Nos decía Machado que ‘En abril, las aguas mil’ y es que la primavera es época de lluvias, sin lugar a dudas. Pero alguna vez os habéis dado cuenta de que al pasear cerca de una zona de árboles después de llover, es fácil ver una especie de polvillo amarillo mezclado con agua en el suelo. Pues bien, no se trata de azufre, es el polen de los árboles cercanos arrastrado por la lluvia. De hecho, ¡en 1873 hubo una lluvia en Norteamérica tan cargada de polen que dejó el suelo fosforito!

  • ¿Sabías que… hay personas que tienen alergia al frío?

    Se trata de una reacción anormal al frío, con síntomas como urticaria, picor y manchas en la piel. En 1876 se describió por primera vez y, durante los siguientes años, se observó que la luz solar o el calor también podían provocar este tipo de alergia. Finalmente, en 1923 se las agrupó bajo el título de “alergias físicas”.

¿Más curiosidades?