¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… la prevalencia de alergias a alimentos depende de la región geográfica en la que vivimos?

A pesar de la globalización, existen costumbres diferentes en los distintos países, tanto a nivel de qué tipo de alimentos comemos, como de la cronología de introducción de los alimentos en los niños. Por ejemplo, en los países mediterráneos son más frecuentes las alergias al melocotón y las legumbres porque se consumen más, mientras que en los países anglosajones es más frecuente la alergia al cacahuete y en los países del medio oriente es más frecuente la alergia al sésamo.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… el estrés está relacionado con la alergia?

    En ningún caso está demostrado que el estrés pueda causar alergia, pero existen estudios que relacionan el sistema inmune con el sistema nervioso; de modo que podría ser que el estrés crónico pudiera afectar al control de la alergia en personas predispuestas a ellas.

  • ¿Sabías que… tu aliento nos puede decir mucho sobre tu asma?

    El aire que exhalamos contiene múltiples sustancias que reflejan la composición del aire en nuestros bronquios y alveolos. Analizar estas sustancias puede ayudar a detectar la cantidad y el tipo de inflamación que hay en los pulmones. El análisis de la fracción exhalada de óxido nítrico se hace a través del análisis del aire del aliento, y ayuda en el diagnóstico y el seguimiento de los pacientes con asma. Existen otras formas de analizar estas sustancias que exhalamos, como la recogida del condensado del aire exhalado, que permite analizar muchos otros componentes que en el futuro podrían ayudar a diagnosticar y tratar mejor el asma.

  • ¿Sabías que… no todo vale para limpiar el polvo?

    La limpieza del hogar de una persona alérgica debe hacerse frecuentemente y tomando una serie de medidas para evitar la acumulación de alérgenos como los ácaros o sus restos. Deben usarse trapos húmedos y fregonas, que atrapan el polvo, en vez de plumeros y escobas, que lo esparcen. Además, es recomendable usar aspiradores con filtros de agua o bien filtros HEPA, que son filtros de alta eficiencia capaces de retener las partículas más pequeñas del polvo. Los aspiradores convencionales, por el contrario, no son capaces de atrapar todos los alérgenos de la casa.

¿Más curiosidades?