¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… la prevalencia de alergias a alimentos depende de la región geográfica en la que vivimos?

A pesar de la globalización, existen costumbres diferentes en los distintos países, tanto a nivel de qué tipo de alimentos comemos, como de la cronología de introducción de los alimentos en los niños. Por ejemplo, en los países mediterráneos son más frecuentes las alergias al melocotón y las legumbres porque se consumen más, mientras que en los países anglosajones es más frecuente la alergia al cacahuete y en los países del medio oriente es más frecuente la alergia al sésamo.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… el exceso de higiene actual ha contribuido al aumento de las alergias?

    En otros tiempos, desde edades tempranas había contacto con elementos del entorno que podían ser nocivos para el organismo. Así, el sistema inmunitario se iba entrenando. Ahora, al no haber tanto contacto por la excesiva higiene, uno de los motivos por los que incrementan las alergias es que el sistema inmunitario tiene la necesidad de seguir haciendo su función, por lo que se producen ciertos trastornos que desembocan en alergias a elementos que no son nocivos para las personas sanas.

  • ¿Sabías que… la exposición pasiva al humo del trabajo puede empeorar los síntomas de asma en los niños?

    La exposición indirecta al humo del tabaco es desaconsejable para los niños, especialmente para los que tienen asma. Fumar delante de niños con asma puede aumentar la probabilidad de que sufran una crisis y de que estas sean más graves. Además, se sabe que esto puede ocurrir incluso aunque no se fume en una habitación con el niño delante, ya que algunos tóxicos persisten en los tejidos y en el ambiente, y perjudican igualmente a los niños asmáticos.

  • ¿Sabías que… no todo vale para limpiar el polvo?

    La limpieza del hogar de una persona alérgica debe hacerse frecuentemente y tomando una serie de medidas para evitar la acumulación de alérgenos como los ácaros o sus restos. Deben usarse trapos húmedos y fregonas, que atrapan el polvo, en vez de plumeros y escobas, que lo esparcen. Además, es recomendable usar aspiradores con filtros de agua o bien filtros HEPA, que son filtros de alta eficiencia capaces de retener las partículas más pequeñas del polvo. Los aspiradores convencionales, por el contrario, no son capaces de atrapar todos los alérgenos de la casa.

¿Más curiosidades?