¿SABÍAS QUE…?

¿Sabías que… una misma vacuna puede incluir distintas vacunas?

Aunque se recomienda vacunar únicamente con los alérgenos que realmente nos producen alergia, hay personas que pueden tener alergia a varias sustancias. En los últimos años se han desarrollado nuevas vacunas en las que se puede incluir más de un alérgeno a la dosis total, siendo por tanto igual de eficaces. Esto permite ahorrar pinchazos y mejorar el cumplimiento, sin renunciar a la eficacia.

Otras curiosidades

  • ¿Sabías que… existe un tratamiento para la alergia al veneno de himenópteros?

    Las personas con alergia al veneno de abejas y/o avispas están en riesgo de sufrir reacciones graves en caso de picadura. Existen vacunas específicas que previenen el riesgo de reacciones graves en caso de nuevas picaduras, y se recomienda administarlas siempre en un centro hospitalario. La duración del tratamiento suele ser de 5 años, aunque siempre debe personalizarse en función del tipo de reacción y el riesgo de sufrir nuevas picaduras, por lo que en ocasiones puede prologarse durante más tiempo.

  • ¿Sabías que… podemos mejorar el pronóstico de la alergia alimentaria?

    Aunque durante muchos años el tratamiento de la alergia alimentaria consistía en evitar el alimento en cuestión, en los últimos años se han desarrollado protocolos de inmunoterapia oral específica a alimentos que intentan favorecer el pronóstico y aumentar la tasa de desarrollo de tolerancia específica. Aunque ya se ha iniciado con alimentos como la leche y el huevo, se están realizando estudios con otros alimentos, como los pescados.

  • ¿Sabías que… el término ‘alergia’ procede del griego?

    Pues sí, la palabra ‘alergia’ está formada por el término allos, que en griego significa “diferente”, y ergon, cuyo significado en griego es “reacción”, dado que la alergia es una reacción fuera de lo normal ante un agente habitualmente inofensivo. A pesar de que la palabra procede del griego, en la Grecia Clásica nunca se llegó a poner nombre a esta enfermedad, aunque el padre de la medicina, Hipócrates, sí mencionaba los síntomas en sus tratados. Habría que esperar hasta el año 1906 para que Clemens Von Pirquet acuñara este término.

¿Más curiosidades?